Cuando abrimos un ordenador y vemos su interior, es inevitable sorprenderse con la placa base. La cantidad y variedad de componentes hace que ya empecemos con la idea de que complicado va a ser esto. Pero no nos asustemos, vamos a analizarla y a quedarnos con algunas ideas básicas que nos ayuden a entender para que sirve. Y en este recorrido, lo primero de todo es entender que es la placa madre.

Placa madre

La placa madre o placa base es el circuito integrado que conecta todos los componentes del ordenador. Algunos de ellos, como el chip Northbridge, están directamente conectados a la placa. Otros, como la CPU o la memoria RAM, se conectan a través de conectores dedicados. Y el resto lo hacen a través de los llamados buses de expansión. Si quieres conocer en detalle los distintos componentes de la placa base, echa un vistazo al post: componentes de la placa base.

Todo acaba conectándose a la placa madre, ya sea por cable o por radio. Una impresora Wifi también se conecta a la placa base, es la única manera que tiene de ser accesible por la CPU.

Así pues, cuando explico este tema a mis alumnos, lo que quiero es que se queden con la idea de que la placa madre es el soporte básico para la conexión de todos los componentes del ordenador.

NOTA:

Este post es parte de la colección “Arquitectura de Sistemas” que reproduce los apuntes de la clase que imparto sobre el tema en ESIC. Puedes ver el índice de esta colección aquí.